lunes, 5 de agosto de 2013

tenia que pasar




Tenía que pasar
Por: Mario Herrera

 Si quiere llámeme pesimista, pero tenía que pasar alguna vez. Es como los bancos, sacas dinero y no ingresas, llega el momento en que no tienes un centavo. Lo mismo con el voleibol.
 Todos los años el mismo cuento de terror. Jugadores que se van de nuestro país y a rearmar un equipo joven, lleno de muchachos salidos de categorías inferiores y a esperar que hagan lo mejor que pueden. Ellos sacan la casta. Un buen papel y a soñar para el año siguiente, pero de nuevo la misma película.
 Y llegó el momento en que no se pudo más. No todos los años salen estelares. Vivimos en un país donde no abundan las personas de más de un metro noventa y menos aún con más de dos metros de estatura, que sean deportistas y que prefieran al voleibol sobre otros.
 Este año debía tener una expectativa diferente. A pocas semanas de iniciar la Liga, el capitán y el pasador titular pidieron la baja del equipo. El resultado fue la aparición de un conjunto sin ideas, sin voleibol, sin líder visible, y prácticamente sin esa afición que usualmente abarrotaba la Ciudad Deportiva.
 ¡No se le pudo ganar a Irán! Dos partidos ya en el bolsillo y no se ganaron. Amén de algunas cosas salvables con pinzas, este es el peor resultado de Cuba en Ligas Mundiales. Una victoria y siete reveses.
 Ahora, según Cubadebate, la Federación Cubana estudia la posibilidad de convocar (como sucede en el resto del mundo) a jugadores que ya no vivan en nuestro país y que deseen jugar siempre y cuando no hubiesen perjudicado con su salida el resultado de la selección en un evento importante (estoy de acuerdo con este detalle pero ojo con la aplicación), así que de canto, ya León y Díaz no son convocables. Ahora… ¿qué llevó a estos muchachos a salir del equipo antes del evento?
 A los que recuerdan el subtítulo de 2010 les hago una pregunta: ¿Creen ustedes que con ese equipo se hubiese podido clasificar a los Olímpicos en Londres y se pudiese ganar la Liga este año?
 Para mí, sí. Sería un conjunto con un trabajo continuado, el problema mayor era el recibo, pero tendrían un acomodador con más experiencia, un ataque de miedo, un central de lo mejor del mundo.
Por cierto, Robertlandy Simón dijo que si lo llamaban, venía. Igual Osmany Juantorena (Más valioso de la Liga Italiana y del Mundial de Clubes), también Maikel “El Ruso” Sánchez.  
 Aplaudo si se hace efectiva esta iniciativa porque no podemos seguir atrasados. No estoy de acuerdo con la exclusión de León y Díaz pues no abandonaron en medio de la Liga, sino antes y pido se analicen las cosas como son y se tomen medidas justas.
 Y si por fin llaman a los que viven fuera de Cuba, pues que permitan a los que están adentro poder salir a jugar con clubes de otras ligas que pretendan sus servicios, como sucede en todo el mundo.