miércoles, 12 de agosto de 2015

Entrevista a un futbolista emigrado



Por: Mario Herrera 

Pedro Darío Suárez Castro



 Diré lo mismo que cuando Yaudel Lahera. No me interesa quién migre o las razones justas o no que tengan. Me opuse al momento por una cuestión de necesidad de un equipo en medio de un evento internacional.
 Pero ya está hecho y no voy a reprochar nada. La decisión de abandonar una delegación cubana a un evento internacional es probablemente una de las más difíciles que pueda tomar un ser humano. Hasta hace unos años, significaba que no podrías entrar de nuevo a casa. Ahora el por siempre se redujo a ocho años. Así que imagino cuán complicado es para un cubano que imagina mejorará económicamente, pero dejará atrás a personas que adora y a las que está verdaderamente apegado.

 Darío Suárez tomó esa determinación. El Capitán Planeta no estará más con nosotros en los campeonatos nacionales.
 Desde la primera narración que hice del fútbol nacional ya sabía lo que podía hacer. La capacidad de subir y bajar a defender, de atacar con múltiples opciones, de tener un gran repertorio. Un jugador con argumento futbolístico como pocos en Cuba. El apodo de Capitán Planeta se lo puse por los peinados raros que se hacía que me recordaban al personaje ecologista de los noventa creado en Estados Unidos. Y ahí quedó El Capitán Planeta cubano, en Estados Unidos.
En Canal Habana
 Muchas veces conversé con él, viajamos juntos a los compromisos del nacional y siempre quise hacerle la entrevista pero la dejaba para después. Supuse que tendría más tiempo. Me asombraba cómo llevaba la cinta de capitán en el equipo más exigido de resultados y menos seguido por el público de la capital.
 Igual, aproveché las ventajas de las redes sociales para mantener la comunicación con él, algo que hice y haré; le lancé unas preguntas. Aquí les pongo a consideración sus respuestas. Aclaro que solo cambié las cuestiones ortográficas y completé las abreviaturas. Si existe alguna duda, pueden contactar con él.

-      Cuándo empezaste, cómo y dónde empezaste a jugar al futbol y el paso de las categorías como fue
 Empecé en un parque una canchita de 20 metros con 6 años. Era pelotero y alternaba los dos deportes, tú sabes, vivía a dos cuadras del Latinoamericano. Puro béisbol.
 En el fútbol empecé con un equipo que se llamaba Atletas del Manglar, con el Profesor Dagoberto Lara y Giraldo Conde. Un proyecto excelente que no sólo enseñaba fútbol sino que salvaba a muchos de andar en malos pasos. Es un barrio no muy bueno, Pilar Ataré.
 Así jugué las categorías menores con ese equipo, dos campeonatos provinciales ganados y siempre en el podio, hasta que me captan a la EIDE (Escuela de Iniciación Deportiva) Mártires de Barbados por cuatro años.
 Siempre éramos campeones pero cuando era primer año casi no me ponían porque era muy bajito. Me destacaba en los juegos escolares pero nunca me llevaron a la sub 17.
 Esa fue mi primera desilusión en el fútbol; no entendía, muchos entrenadores decían que era indisciplinado y que por eso no me llevaban.
 Cuando pasé para la ESPA (Escuela de Superación para Atletas) llegué a los juveniles con Francisco  Fariñas de entrenador. Casi abandono el fútbol porque no me tenían en cuenta para la sub 20 y gracias a él que tuvo mucha paciencia conmigo porque ya casi ni entrenaba.
 Fuimos al nacional juvenil y tuve gran torneo anoté varios goles. Quedamos en segundo lugar y de nuevo no me llevan a la preselección sub 20.
Así que valoré no jugar con sólo 16 años.
(Nació el 8 de agosto de 1992)
Llevaba dos meses sin jugar y me encuentro a Laureano Arrojo, técnico del equipo Industriales de la primera división de aquella época y me dice que si quiero entrenar con ellos a ver qué pasaba.
Ese año jugué el Nacional, anoté 9 goles con industriales y me llaman a la sub 20.
Cuando llegue al Marrero (Estadio Nacional Pedro Marrero dónde radica la Escuela Nacional de Fútbol) encajé rápido en la plantilla de Chander  (Alexander González) y fui titular a los días de llegar.
 Chander  me desarrolló principalmente en el plano físico.
El equipo perdió el pase al mundial con Costa Rica después de estar arriba 1-0. (Se perdió 6-1 con gran actuación de Joel Campbell por los ticos).
 Al llegar a la Habana me suben a la sub 23
Estaba en el mejor momento de mi carrera y me sancionan 20 días antes de los Panamericanos de Guadalajara por faltar a un partido contra Camagüey en el que estaba con el dengue, incluso internado en el Marrero. Un año si viajar, una injusticia que sólo los que estaban cerca notaron.
Tuve que jugar en el Nacional.
A partir de ese momento me endurecí y tuve buenas temporadas con la Habana siempre d goleador del equipo y nunca a la selección.
Cuando me llaman a la preselección para la Copa del Caribe pensé que iba estar en el equipo y el último día me dejaron fuera. Walter Benítez me dijo que no defendía, una excusa q ni él se creía.
Pero pa´lante.
-      Los años que jugaste en La Habana, por qué crees que no ganan un título a pesar de las nóminas que tienen. Paso por las Selecciones Nacionales, el partido Vs el Cosmos, Curazao y la Copa Oro.
 Fui capitán de la Habana tres años y es un equipo muy lindo para jugar en él, pero la falta de unión ha quebrado el Team para ganar un título.
Andy Baquero celebra gol ante el NY Cosmos, detrás, Darío Suárez, asistencia.
 Anoté 7 goles este año y me llaman para jugar contra el Cosmos. (New York Cosmos de la NASL de Estados Unidos que jugó frente a la Selección Mayor de Cuba el 2 de junio de 2015 en el Estadio Pedro Marrero)
 Al jugar contra ellos te das cuenta que un cubano puede hacerlo en otras ligas. Fue un partido histórico y le puse la asistencia a Baquero (Andy Baquero) para el gol. Unos días después la eliminatoria contra Curazao me dicen que no tenía mucha experiencia y me llevan a la banca; no jugué un minuto ni en la ida ni en la vuelta.
Creo que el partido en La Habana no se puso mano dura porque había argumentos de sobra para jugar al día siguiente.
Y así Cuba quedó fuera
Luego a la Copa oro
Un torneo de mucho nivel; hay que tener topes, jugar a mayor nivel para llegar a bien. Ya sabes las limitaciones para jugar un amistoso y eso le pasa factura a todos los equipos que se forman.
Creo que si no hay la posibilidad de jugar sistemáticamente, deberían jugar a los cubanos en ligas foráneas pero no de boca para afuera sino que se haga ya mismo.
-      Por qué decidiste no seguir en el equipo y en ese momento específico.
En mi caso no podía esperar más tiempo, yo quiero desarrollarme como jugador en Cuba, ya había tocado techo y con mucho sufrimiento por la familia que dejé. Me decidí por cumplir mi sueño: jugar en un fútbol de nivel profesional.
-      ¿Quiénes fueron dentro de ese equipo tus referentes?
 Me fijé en jugadores como Chapotín, los Colomé (Jaine y Yoel), Marcel Hernández,  Jensy Muñoz y en los compañeros míos; todos luchamos juntos contra todo y sin protestas.
-      Qué pudiera cambiar la AFC
 No me considero un hablador, no podré solucionar nada pero hay cosas que deben cambiar para el bien del fútbol cubano.
Un abrazo a todos mis amigos y compañeros de un humilde futbolista con el sueño de ser lo que sería cualquiera de otro país: un profesional
Me dices si te sirve. Saludos “ El Capitán Planeta”