lunes, 29 de junio de 2015

Con susto incluido.


La Perla otra vez marcando en momentos importantes para la selección
Por: Mario Lara
(Tomado de El blog del futbol cubano)

La selección olímpica cubana se clasificó para las semifinales de la eliminatoria del Caribe que otorgará dos plazas a la final preolímpica de la CONCACAF, no sin antes tener que sufrir en demasía ante un equipo evidente inferior pero al que dejó crecer en la segunda mitad debido al total relajamiento de todas sus líneas.
Cuba empezó ganando con gol de Arichel Hernández, que una vez más aparece en los partidos definitorios, y con el gol al parecer pensó que la clasificación ya estaba asegurada y cedió balón y terreno a un equipo local, que si bien en la primera mitad no demostró ninguna peligrosidad en el segundo demostró que no se le puede dar oportunidades al rival herido pues puede levantarse y hacerte daño.
Y así lo hizo Antigua, para empatar primero a un 1 gol y después meternos el susto de la tarde con un disparo desde afuera que Pozo no pudo controlar en el primer intento y tuvo que arriesgar el físico para corregir ante la entrada de un jugador de Antigua que amenazaba con adelantar a los suyos.
Sin embargo Cuba, modestia aparte, es mucho más equipo y a los pocos minutos desniveló el marcador, tras un saque de banda que quedó para que Maykel Reyes, desmarcado pusiera el 2-1, pero una Antigua respondona volvió a empatar y nos mandó de nuevo al sufrimiento mismo que terminaría con el gol de Héctor Morales a pocos minutos del final.
Maykel Reyes que había ya ensayado minutos antes la misma jugada, recibió cargado por la izquierda del ataque cubano, dribló a varios defensores, pero en vez de tratar de buscar el segundo palo como minutos antes, enganchó hacia el centro del área y buscó el primer palo, que con el portero vencido le dijo que no al pinareño, pero el rebote quedó limpio para un Héctor Morales que entraba solo por el centro y el Chino mandó el cuero al fondo del tejido para el 3-2 y desatar la celebración.
Cuba clasificó, pero el sufrimiento se pudo haber evitado, aunque la zozobra dela segunda parte debe servir de llamado de atención para el joven conjunto cubano, ya que en la segunda mitad el equipo no apareció, no se tuvo el balón se jugó a nada y si ante Antigua, el talento individual alcanzó para pasar la eliminatoria, la historia puede ser muy diferente ante un rival como Jamaica.
Ahora queda el largo retorno a casa, ya sabemos cómo son los viajes aéreos planeados por la Federación Cubana, que debe desde ya hacer todos los arreglos para buscarle fogueo y una buena preparación a este seleccionado, que en unos días se verá fracturado con la partida de varios de sus elementos a la Copa Oro a efectuarse el próximo mes en Estados Unidos.