miércoles, 3 de junio de 2015

Del Cosmos a La Habana



Por: Mario Herrera
 
La tarde era complicada desde la misma mañana. Ni la lluvia quiso perderse el partido, ni un perro blanco con manchas negras, ni las 18000 personas que se dieron cita en el estadio nacional Pedro Marrero, ni el sujeto que se coló en el terreno y tuvo que ser sacado por las autoridades cuando de inicio nunca debió entrar.

 El Cosmos de Nueva York goleó 4-1 a la Selección Nacional de Cuba. La información que usted encontrará dirá que Lucky Mkosana anotó goles al minuto 8´y al 41´,  Sebastián Guenzatti al 32´ y Christian Hagop al 36´ mientras Andy Baquero (y no Vaquero) descontaba al 51´.
Pero haremos nosotros una especie de “Lo que usted  no vio”.
Dice mi amigo Mario Lara que el canal ESPN transmitió el partido. Lo hizo por cierto desde aquí pero equivocaron los relatores las alineaciones y utilizaron las mismas alineaciones de Cuba en los partidos que  se jugaron en República Dominicana y Jamaica, por lo que hubo total descoordinación y cambios de nombres que cualquiera que haya estudiado un poco a la selección que le tocaba narrar, hubiese leído de las sanciones a jugadores que nunca pisaron la cancha.
 Sin embargo hubo quien sí la pisó, corrió, se sacrificó, lo hizo bien, mal, regular, cada quien con su opinión y no aparece ni aparecerá en las estadísticas.
 Darío Suárez tenía anunciado jugar con camiseta número 11. Resulta que salió con la 7 y con ese número aparecía el cienfueguero Reinier Cerdeira que se había anunciado que estaba lesionado. Darío se cambió su peinado habitual y como a los más de ciento cincuenta metros que separan la mesa de transmisión de la radio y la cancha se parecen él y Cerdeira, todo el tiempo pensamos que era él y de hecho, en las estadísticas oficiales aparece Cerdeira y no Darío.
 El 11 salió de cambio al 73´ y al ver la estatura imponente y corpulencia del jugador, supe que ese no era Darío y solo podía ser Keyler García que aparecía con la número 19, mientras la 19 realmente quien la tenía era David Urgellés y no la 4 como aparece en el listado oficial. Por cierto Armando Coroneaux no salió, nunca estuvo en la cancha y sí Liván Pérez que estaba en la lista con el 20 y no con la 18.
 Otra de las cosas que salieron mal estuvo relacionada  con la información a los medios. La nómina del Cosmos la tenía desde temprano por buscarla en la página oficial de club pero no fue hasta diez minutos antes del partido que supimos de titulares y suplentes y a la mesa de transmisión de la televisión nacional jamás llegaron las alineaciones.
 En fin, y como decimos en Cuba, tremendo relajo con las nóminas.
 La formación inicial de Cuba fue la siguiente:
-      Portero: (1) Sandy Sánchez (-67), sustituido por Diosvelis Guerra  (12)
-      Defensas: (16) Hannier Dranguet, (5) Jorge Luis Corrales, (15) Arturo Diz Pe, (13) Jorge Luis Corrales. Entró de cambio David Urgellés (81) por  Dranguet.
-      Mediocampo: (3) Yenier Márquez, (2) Andy Baquero, (7) Darío Suárez (no Cerdeira), (10) Ariel Martínez, (14) Aricheell Hernández. Entró de cambio con la 18 Liván Pérez  por Darío Suárez al 66´.
-      Delantero: (9) Maikel Reyes, entró con la 11 Keyler García.
Del partido puedo decir lo siguiente: Clavelo, Dranguet y Corrales muy flojos en defensa en el primer tiempo. El Cosmos no aflojó en la segunda parte, Cuba apretó y aflojó al Cosmos pero de nuevo fallaron en definición. Darío no fue el de siempre, ese sube y baja constante con el Habana, al punto de ser irreconocible para mí más allá del corte de cabello, si al menos lo hubiese visto jugar como lo hace habitualmente, hubiese sabido que era él y no otro. Aricheell y Ariel tuvieron sus momentos pero pecaron de tacaños. Diz Pe fue un gigante pero lo de siempre, cuando le anotan un gol, el temperamento no lo deja estarse quieto y va a comerse al mundo, y ahí deja los espacios en blanco pero igual, cuando regresa los cubre a la perfección.
 Esa es mi opinión del partido. Usted, si lo vio, tenga la suya y elija a su preferido. Mi otro punto de vista, si la selección le juega a cualquier rival como jugó el segundo tiempo, va a estar dura la nave Triana.

PD: La entrada al estadio fue un problema. La "destinada" a la prensa acreditada no era funcional por la cantidad de personas que había. Sin embargo a la conferencia de prensa entró quien quiso y ademas, quien pensó que podía entrar.