jueves, 4 de diciembre de 2014

Un Hablando de Deportes disfrutado



Por: Mario Herrera 

 La tarde de ayer fue espectacular; al menos la disfruté mucho. En el programa Hablando de Deportes de la COCO tuve el privilegio de entrevistar a varios de los jugadores que tanto levantaron espectativas en el fútbol de los Centroamericanos y del Caribe.
 A nuestra humilde emisora llegó primero Yolexis Collado, que desde un inicio aceptó la propuesta de una charla abierta con nosotros. Detrás llegó Abel Martínez, Dariem Díaz que es el Técnico de La Habana.
 Entramos a cabina. Ya empezado el programa entraron los otros, el “Chino” Morales, Dayron Pérez, Arturo Diz Pé, el “Coco” Baquero. Solo faltó Daniel Luis Saenz por cuestiones lógicas (no le iba a pedir que fuera con un yeso en una pierna).

 Comenzó la magia y antes de darnos cuenta no había tiempo para más. Me quedaron preguntas por hacer. La suerte con nosotros y hasta Raúl González Triana se sumó a través del teléfono a la conversación. A una pregunta: “¿Sigues con el grupo?”, con la claridad de siempre dijo: “Si no se solucionan algunas cuestiones personales que ya le planteé a la Comisión, no sigo, aunque me quede sentado en mi casa”.
 Hablaron todos, unos más, otros menos. Momento esperado las palabras de Yolexis. Contó qué se siente fallar un penal en una discusión y cómo fue apoyado por sus compañeros, por el público en el estadio, por el Profe mexicano que le dijo que era un buen jugador, que pasarían cosas como esas y que solo debía prepararse, que también él falló un penal contra la Argentina de Maradona en una Copa América.
 Del otro lado del cristal había personas con los ojos casi encharcados. El “Chino” Morales y Diz Pé hablaron de cuán dichosos eran por tenerlo como amigo y compañero. A mi derecha, su profe Dariem bajaba la mirada pero me di cuenta de su orgullo y su tragar las lágrimas en seco.
 Los cincuentaisiete minutos más rápidos de los últimos días. No alcanzó solo para un par de anécdotas. La mexicana que le envió a Yolexis el video de ella y su familia a llanto rajado, Espiricueta que le pedía ayuda al árbitro del partido y este le dijo: “Chavo, ¿qué quieres, ya te regalé un penal y lo fallaste?”
 Y para colmo de suertes, la televisión nacional retransmitió el partido contra México en la noche.