jueves, 11 de diciembre de 2014

El jonrón de la Discordia



Por: Mario Herrera
Jonrón de Yulieski siembra la discordia
 
 Apenas acaba de pasar cuando estas letras salen de mi cabeza al teclado y ya sabemos que dará qué hablar en las próximas horas hasta que nadie quede sin comentar al respecto.
 Industriales recibía a Pinar del Río en el Latinoamericano. Para los pinareños ganar era cuestión de vida o muerte pues están lejos de la zona de clasificación a la segunda etapa de la serie; sería menos grave si no fueran los campeones defensores de la pelota cubana y los que irán a la próxima Serie del Caribe en febrero, así que podría darse una situación inusual y es que el campeón se quede sin avanzar a la siguiente ronda y asista a un torneo de campeones de liga.
 Esas son cosas que pasan por el calendario cubano que espero se soluciones rápido.

 Lo que sucede es que perdieron su primer partido contra los azules de la capital en el final del noveno y estaban muy complicados. Este era un nuevo desafío que bajo ningún concepto debía salir mal. Se van arriba en el octavo por un cuadrangular de Lázaro Alonso. Viene Industriales al bate, Yulieski Gourriel conecta batazo enorme al izquierdo, el árbitro de Home decreta Foul, Lázaro Vargas reclama la decisión… se declara el batazo válido. Industriales empata el juego.
 Es ahí cuando se complica la cosa. Alfonso Urquiola sale a reclamar la acción. Uno de los asistentes de la dirección vueltabajera recoge a los jugadores. Los árbitros se reúnen, esperan, declaran la terminación del partido por Forfeit.
 ¿Les digo algo? No me gusta la revisión por la televisión. Sé que se utiliza en las Grandes Ligas y en otros países, pero con otras condiciones. Hay unas transmisiones con varias cámaras de tiro rápido, que graban a mil cuadros por segundo y te sirven para darte hasta el más mínimo detalle. Lo otro es que hay variedad de cámaras y ángulos a utilizar.
 Nosotros no tenemos esa posibilidad. De hecho, sólo se utilizó un ángulo, el de la cámara de primera base, que no era suficiente.
 En el partido anterior se utilizó también la tecnología para revisar una jugada en primera base. A diferencia de este jonrón, la revisión si dio una imagen clara. Si hubiese existido esa regla la temporada pasada, Industriales le hubiese ganado el Play Off a los propios pinareños cuando una acción en home fue cantada out y la repetición de la tele demostró que hubo un error de criterio del árbitro. Y así sucesivamente.
 El punto es que desde que empezó este deporte hasta ahora no se usaba y aún así se jugaba y la decisión de los árbitros era respetada. Por otra parte, la televisión cubana no alcanza a todos los estadios y partidos, entonces la regla no es aplicable a todos por igual.
 Eso forma parte del por qué no me gusta la regla. Lo otro es la aplicación. En la temporada anterior sucedió otra situación parecida en el mismo Play Off Industriales- Pinar del Río cuando un foul pegado a la cerca y un aficionado metió las manos e interfirió en la captura de la pelota por parte del jardinero derecho pinareño. La reclamación no procedía legalmente pero igual, el principal la aceptó y decretó el out que no procedía.
 El punto, con cámaras o sin ellas hay una decisión que tomar y si las opciones que te dan son limitadas, pues entonces no las utilizo y es parejo para todos. ¡Señores, y ni hablar de la decisión de la dirección de Pinar del Río!
 Lamentable escribir estas letras por el final que tuvo el encuentro.