viernes, 12 de diciembre de 2014

Gala del futbol cubano



Por: Mario Herrera
Premio Especial para el Capi Cubano
 
 En la jornada de ayer la Asociación de Fútbol de Cuba (AFC) tuvo un programa de actividades intenso para celebrar el 103 aniversario del primer partido oficial en nuestro país.
 En horario de la tarde la selección cubana sub-20 de hartó de goles al golear a Aruba 6-0.Marcaron todos los de arriba, titulares y cambios, Roberney Caballero, Brian Rosales, Frank López, Eddy Sanamé, Roberto Peraza y Jorge Félix Pérez se encargaron de un Aruba que ni pintó ni dio color en la cancha, cuando más, un poco de golpes que repartió.
 Un duelo por demás, aburrido que tuvo la suerte de la compañía de la televisión nacional.

 En la noche, la Gala por el día del futbolista cubano. En uno de los salones de la Sociedad Canaria de Cuba fueron presentados los premiados.
 Yadel Martínez Pupo de Holguín fue el mejor árbitro y además tuvo la suerte de actuar en el partido de la tarde. Otra que también trabajó en el duelo sub-200 fue la pinareña Nereida Díaz Martínez, Mejor Asistente.
 Erick Hernández en Dominio del Balón; Alejandro Barrero Mejor Jugador de Futsal; Rachel Díaz de Camagüey fue  la Mejor Jugadora.
 Frank López se llevó premio al Mejor Juvenil y Mención por parte del INDER y la prensa especializada dentro de las premiaciones a los mejores atletas del año.
  El eterno Yenier Márquez fue el Mejor Jugador de Fútbol en 2014.
 Sin embargo hubo premios especiales. Raúl González Triana fue galardonado como Mejor DT, la Sub-21 se llevó todos los aplausos de los presentes, Arturo Diz Pe y Sandy Sánchez  fueron premiados como Mejores Jugadores también. Pero cuando sí se paró el público, los invitados, la prensa, los especialistas de la AFC, todos, fue con el Premio Especial a Yordan Eduardo Santa Cruz Vera.
 “No estuviste en el once ideal de los Juegos Centroamericanos, pero estarás en el corazón de once millones de cubanos”  fue el cierre del premio.
 Jornada intensa para los atletas de esta especialidad que sin dudas tienen un reto tremendo.