jueves, 26 de diciembre de 2013

Feliz año nuevo



Feliz año nuevo

Por: Mario Herrera

 ¡Caballeros (y damas también)! Ya se acabó el año y como decimos una y otra vez, pasó  tan rápido que ni cuenta nos dimos. ¡Ya estamos en 2014!
 Nada, que la percepción del tiempo es relativa, unas veces nos parece una eternidad y otras un dale que te cojo.
 Este ha sido un año complicado. Sí. 2013 se las trajo. Muchos conflictos internacionales, la crisis de la economía en Estados Unidos, Europa. La muerte de Hugo Chávez, dolorosa para mí así que imaginen para los venezolanos y el resto de los revolucionarios.
 Estados Unidos arrecia sus ataques por negocios. El mundo nuevamente vota por la eliminación del embargo económico contra Cuba y nuevamente en la conferencia de prensa un vocero de la Casa Blanca dice que nada cambia la votación, la política contra nuestro país.
 Bombas, manipulaciones mediáticas de lado y lado. Unos quieren atacar, Rusia vuelve a ocupar un lugar definitorio en la política internacional y es prácticamente el objetivo principal de una nueva “Guerra Fría” y para colmo de males muere Nelson Mandela, Obama le da la mano a Raúl Castro en los funerales del “Padre de la Unidad” y la Ileana Ros va a exigirle explicaciones al presidente norteamericano de por qué le dio la mano a Raúl sin permiso. ¡Vamos, ya es el colmo!
  Venezuela sobrevive una y otra vez los ataques y es todo así, convulso, irresistible.
 Pero también hubo momentos lindos y por supuesto bien alejados de la política. Mundial de atletismo en Moscú y la bella Isinbayeva es de nuevo la campeona mundial. Usain Bolt, Jamaica y sus velocistas. El Bayern Munich, Neymar y el Braça.
 El Clásico Mundial de Béisbol y un Dominicana que jugó alegre y ganador. Y tantos otros eventos que fueron maravilla de lo que puede hacer el hombre y la mujer en pos de superarse cada día.
 Las rivalidades quedan detrás de cada encuentro y todos se saludan ganen o pierdan.
 ¿Y el arte? ¿Y el resto de las cosas? ¿Porqué vienen una vez más los políticos y los tipejos del dinero a echarnos a perder todo lo lindo que hacemos?
 Soy optimista, espero que 2014 sea relajado o que nos permita al menos sentarnos en una misma mesa todos y todas por igual.  “Dirán que soy un soñador, pero no soy el único”.