lunes, 25 de noviembre de 2013

Querido hermano:



Querido hermano:

Por: La Vida es Silvar

 Sabes, estoy algo preocupado, tu fijación con Robín Hood es extremadamente fuerte y data ya de un año, si fuera psicólogo (con “p” para respetar el idioma) diría que tienes algún desarreglo de la personalidad que te ha hecho tomarla en demasiado con ese personaje tan querido de la literatura universal.

 Empecemos, aquel que entró en tu casa a patadas y por supuesto sin tu permiso implícito, tiene poco de Robín Hood y mucho de Hijo de la Gran Punta, claro siempre que le quitemos la “n”.  Sigamos, deberías decirle “estimado” pues aunque no lo creas te hizo un gran favor al demostrarte que tenias buenos y generosos amigos que estuvieran donde estuvieran consideraban que el ayudarte a sobreponerte de esa acción malintencionada era más que una obligación un derecho inalienable que le daba la AMISTAD así en mayúsculas.

 Sobre lo de sentirse bien, eso es relativo, quien quita que entre las rejas este personaje que de ahora en adelante llamaremos HDLGP este en su medio natural y que allí entre malandros (palabra del argot en Venezuela y que traducida al cubano significa maleante, ladrón y delincuente) y otros de su misma catadura moral y ética se sienta cómodo, contento y hasta feliz, por ende bien.

 Lo que si no puede dejarnos lugar a dudas que este amigo de lo ajeno debe ser un cheff de la alta cocina, sino porque llevarse el arroz, el aceite y otras cosas de ese tipo, nada que si nos atenemos a la lógica más pura, debe haber preparado un suculento almuerzo – comida – cena con tus mandados de la libreta y dudo mucho que invitara a sus hijos o mujer porque tipos de esta catadura en general no son muy dados a la familia, por lo que debemos suponer que o es cheff, repito o es un HDLGP.

 Mientras más leo tu carta, realmente me preocupo mas, has soñado con dos tipos que ni conoces y de seguro le has puesto hasta la cara de alguno de los tipos más odiados que pudieran ser: _________________ y ___________________ o quizás __________________ (dejo los espacios en blanco porque en los momentos actuales no puedo saber, quizás años atrás las hubiera podido rellenar sin dificultades), eso es un claro síntoma de lo que te decía al principio, tienes un grave daño psicológico (ya me está molestando la maldita “p”) mucho más cuando las contenciones humanas de provocar daño están siendo anuladas por sentimientos de rabia y venganza.

 No obstante déjame decirte algo, sobre lo que comentas de la leyenda urbana, el Corán en su capítulo 5, Aleya 5:38 dice y cito textualmente “Al ladrón y a la ladrona, cortadles las manos como retribución de lo que han cometido, como castigo ejemplar de Alá. Alá es poderoso, sabio.” Así que no es tanta la leyenda, existen países donde esta ley se aplica, lamentablemente no en Cuba y, no es que sea fascista o sádico, es que me gustaría que en vez de los tres o cinco añitos con derecho a condicional, a trabajo remunerado, a visitas conyugales cada mes o cada 15 días según el comportamiento y otras facilidades (que corren y se montan sobre el dinero del pueblo) estos amigos de los ajenos anduvieran por las calles sin su manito derecha, sería muy fácil reconocerlos y de seguro que lo pensarían dos veces antes de darle patadas a las puertas de mis amigos.

 La crueldad en este caso está dada por tu comportamiento fijo sobre dos HDLGP, si en vez de eso fuera contra todos los que sustraen cosas de ajena pertenencia te felicitaría y diría que hasta me pongo de tu lado y que conste que no soy ni fascista ni sádico (la repetición tiene solo el objetivo de dejarlo bien en claro) , solo un tipo que al igual que a ti me cuesta mucho trabajo tener algo para que un tipo sin el menor esfuerzo más allá de dos o tres patadas me lo venga a llevar.

 Al final de tu carta al menos parece brillar una luz y cambias de repente un comportamiento psicótico (vuelve la “p” a joder, coño si al final ni suena) por ideas positivas y ves el lado bueno de lo que te paso, vaya pasas de ser un tipo oscuro y con ansias de venganza a ser el Marío que conozco, un tipo chévere con un buen futuro y muchas ideas en la cabeza, que conste, ideas buenas.
 No obstante te recomiendo leer de vez en cuando el Corán y porque no buscar una buena sicóloga (se jodío la “p” dice el DRAE que también sirve sin ella y esta aceptado) y fíjate que no digo sicólogo para que te ayude con ese síndrome de fijación.

 Sin embargo hermano si algún día los logras encontrar no olvides de prestarme el hacha para ayudarte, no lo voy a disfrutar pero es una deuda que tengo contigo, conmigo y con la sociedad.

La Vida es Silbar.