miércoles, 5 de marzo de 2014

Dos cabezas pedidas.



Por: Mario Herrera
 
 Hace unos días que no puedo entrar a internet. Pero las cosas no cambian mucho, como nosotros.
 Les pongo un ejemplo. Perdió el Barcelona frente a la Real Sociedad. Primeros titulares que uno podía encontrar: “El Barça busca sustituto para el Tata Martino”, “¿Quién sustituirá a Martino en el banquillo del Barcelona?”, “Fulano y Mengano pueden dirigir al Barça”, y bla, bla, bla.
 ¡Pobre Martino! El sujeto ha hecho un tremendo trabajo con el equipo, y paga los platos rotos si no funciona. Cuando llegó al club culé se dijo que tendría que adaptarse a la filosofía de juego de la entidad. Lo hizo. Pero todos comparan con los mejores años del club, cuando Pep Guardiola logró lo inédito.
  Claro, nadie ha dicho que Guardiola es fruto de la cantera, que fue jugador, que fue entrenador de una generación que de a poco subió y embelleció el arte de soñar con los pies. Que su primera temporada fue brillante porque tenía a un Ronaldinho, Eto´o y compañía.  Que perfeccionó realmente una filosofía ya trabajada en el club, heredada desde Johan Cruyffe, y que ya había dado resultados con Frank Rijkaard.

 Pero nada, nadie mira el trabajo del “Tata”. Solo ven que tiene a Messi y a Neymar. Pero no dicen que Xavi no es el mismo, que Puyols está tan mal que se quiere ir del club, que han salido muchos jugadores buenos y que sencillamente ha pasado el tiempo y nadie es todopoderoso eternamente.

Ahora se manejan nombres. Imaginen al Barça con el juego fuerte  del “Cholo” Simeone, o la contra de Klopp, o la manera de Villas-Boas. 

 ¿Se mantendrá la filosofía? No lo creo. Lo mejor que le ha pasado al club es la llegada de Martino. Quizás se trate de un colega que ha lanzado una granada de humo a ver qué resulta, pero como son los medios, el humo será un incendio y las heridas mayores.Ahora ha vuelto a ganar y se calma el comentario.
 Hace unas semanas el equipo de beisbol Industriales perdió por barrida ante su eterno rival Santiago de Cuba. Para los que no son cubanos, significa que perdió tres juegos seguidos. Es nuestro  Barcelona vs. Real Madrid.

Imaginen lo que se armó en la capital. La “cabeza” de Vargas tenía precio, uno muy bajo. “¡Ese no sabe lo que hace!” “No sé qué pinta ahí”.Y solo puse los publicables.

Todos somos Managers o DT de equipos y nos creemos dueños absolutos de la verdad. Pero ninguno de nosotros tiene que lidiar con las cuestiones internas de los conjuntos, con los conjuntos en sí, con las complejidades de los jugadores.

  Así que un poco de respeto para quien se lo merece. No hablamos de un parlanchín aunque tenga resultados ni de uno que no tiene idea de lo que hace. Hablamos de un técnico que llevó a un Paraguay que los españoles no quisieran volver a ver en un mundial, un sujeto respetuoso que conoce su trabajo por un lado; y por otro, hablamos de un pelotero de veintidós campañas con los azules de la  capital, que fue capitán durante tantísimos años y que ha logrado la unidad de Industriales.

 Nos atrevemos a pedir cabezas. Y la nuestra, ¿está en su lugar?

 PD: Ruego disculpas por problemas tecnológicos ajenos a mis conocimientos