domingo, 14 de febrero de 2016

El extraño caso de un indispensable


Maikel Reyes y Abel MArtínez

Por: Mario Herrera

 Cuando hace un par de meses atrás nos enteramos de la contratación de Maikel Reyes y Abel Martínez Colón por el Cruz Azul del futbol mexicano, nos alegramos mucho porque era el inicio de una era muy esperada por los atletas de este deporte en Cuba. Muchos no lo creían posible y “se quedaron” en algún camino internacional.
 Pero, no sé si es mala suerte (en la cual no creo), o mal trabajo.

 Maikel y Abel tuvieron que regresar a casa pues se firmó el  contrato, pero no el permiso de trabajo en la embajada mexicana en La Habana y éste era un paso indispensable. Pero este paso no se realizó donde debía ser, aquí, en la embajada, una Visa de Cooperante (http://embamex.sre.gob.mx/cuba/index.php/component/content/article/150) que no podía estamparse en un pasaporte Oficial según la página que les enlacé. Necesita un Pasaporte Personal.
 Y es aquí donde está lo raro. Evidentemente sabían en la Asociación de Fútbol de nuestro país lo trabajoso que sería sacarle, a Maikel sobre todo, un pasaporte personal. Usted se preguntará el por qué. Bueno, es que existe en Cuba una Lista de Imprescindibles del INDER; si no es cubano, el INDER viene a ser como el Ministerio de Deportes.
 Pues sí. El INDER, necesitado de frenar un poco la migración de atletas cubanos de primer nivel, formados en nuestro país y que representaban a Cuba en eventos internacionales, creó esta lista a través de una Resolución  para defender a sus deportistas de un mercado para el cuál no estaban listos y que no pensaron que sería tan dañino, (porque de frenarlo, nada de nada)  pero que finalmente aceptaron. Hasta ahí lo entiendo, pero, lo que no entiendo es que la mantengas cuando las condiciones legales han cambiado y aunque lentas las contrataciones (a pesar de que hay algunos intereses) ya son posibles de forma ordenada y autorizada. Por lo que no me pueden aparecer con un incidente como este.
 Usted protéjase, es lógico, es entendible, pero si ya hay contrato por el medio, no me interrumpa el mismo por una cuestión burocrática que para este caso carece de sentido.
Maikel Reyes en los campos de Cruz Azul
 Ahora el INDER debe solucionar el asunto con la mayor prontitud, “autorizar” al jugador a poder recibir un Pasaporte Personal (vean qué complicado) para volver a sobre el bendito problema del permiso de trabajo que sí ya no es responsabilidad de Cuba.
 Abel Martínez por su parte ya debió resolver este problema pues no estaba en la Lista por la cual, según informaciones recibidas de fuentes confiables, el atleta recibe una estimulación de 100 pesos (unos 4 dólares) mensuales.
 Hubo quien erradamente vociferó que Abel Martínez sí había terminado el asunto por ser el sobrino de María Caridad Colón (Campeona Olímpica de lanzamiento de la Jabalina en 1980). Les digo que sencillamente Abel no estaba en la lista, como no estaba tampoco Héctor Morales, ni otros atletas de la misma generación.
 Lo cierto en toda esta historia es que el muchacho está en Cuba y no en el Cruz Azul mexicano, en una sesión de juego o de entrenamientos. Incluso el club mexicano pudiera prescindir el contrato por ésta cuestión burocrática. Ojalá y se solucione pronto y sobre todo, que no haya más historias como estas.