miércoles, 8 de abril de 2015

Incidente



Por: Mario Herrera

 La verdad a veces molesta enterarte de algo por alguien que no vive en nuestro país, algo de dentro, que sucede aquí. También entiendo que mientras no salga a la luz pública, una institución trate de protegerse pero igual es molesto para los demás.
 Ayer me envían un mensaje por Facebook para preguntarme por “lo sucedido en Morón”. “¿Qué pasó?”. “Todos dan el resultado pero leí que hubo una bronca, que el público atacó a los jugadores de Sancti Spiritus en el partido”.
 Busqué el artículo, lo leí. Asombrado llamé a las amistades que me acogieron en Morón cuando fui a transmitir el partido inaugural del Campeonato Nacional de Fútbol edición del Centenario.

 “Macho, ahí se armó la de San Quintín”, me dicen. “La policía nada pudo hacer, era incontrolable”. Para no quedarme con una sola versión llamé a jugadores de los que fueron afectados.
 “Así mismo fue chama, tremendo lio por gusto, alguien pudo entrar ahí con un cuchillo, nos metían una y se jodió y no pasó nada”. Drástico. “Lo peor es que no va a pasar nada. No hay respuesta todavía, el partido estaba 3-2 para ellos pero no se había acabado y nadie se metió con las gradas ni nada por el estilo. Para que veas.”
 Hoy me comuniqué en horas de la mañana con la Asociación de Fútbol de Cuba y me informaron que aún no les ha llegado el informe del Comisario, más los de cada equipo, los árbitros y que una vez que tengan todas las versiones de las partes, tomarán una medida para que no vuelva a ocurrir.
 Es doloroso enterarme de cosas como esas; es triste saber o imaginar que ese es el rumbo de la sociedad cubana, que así nos comportaremos en un futuro no muy lejano; es devastador para cualquier civilización o sociedad que pretenda serlo que la arrogancia, la ignorancia y la indisciplina ánden tan de la mano. Espero la respuesta de la dirección de la Asociación. Apenas la tenga se las comunico.