lunes, 25 de agosto de 2014

De dos, nada de nada



Por: Mario Herrera
 
 Miren que me alegró saber que la selección nacional de fútbol de Cuba viajaría a Centroamérica a enfrentar un par de duelos amistosos ante Panamá y Guatemala, pero después de ver los resultados no queda otra que hablar al respecto.
 Mi preocupación ahora es decir lo que pienso sin parecer un oportunista, lo que puede ser algo complicado.
 Pienso que este es el resultado de una serie de eventos desafortunados para nuestro fútbol.
 Lo primero, la salida de nuestros equipos nacionales de algunos de los mejores exponentes que nos dejan, no “detrás de la fama y el dinero”, sino en la búsqueda de un sueño: el de jugar a un nivel superior. Un sueño que no encontrarán en nuestro país. Y no sólo nos abandonan cuando no regresan después de salir con la selección. También hay quienes deciden no más y abandonar en nuestro propio territorio o emigrar de forma legal y ya eso los convierte en “no disponibles” para nuestros equipos. No entiendo por qué.
 Este fue un equipo de buenos jugadores pero no con los mejores exponentes debido a la coincidencia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe y de la Copa de Naciones del Caribe, lo que hizo que se convocaran dos equipos y los “centroamericanos” se llevan la mejor tajada.

 Considero que éste es también el resultado de un campeonato nacional mediocre de apenas dieciocho fechas cuando en el resto del mundo se juega mucho y con condiciones. Condiciones que han mejorado pero están todavía muy lejos de la media internacional. Mientras más se juegue, mejor para los atletas.
 En nuestro país no hay hasta este momento y desde hace un tiempo, un delantero letal, como lo fue hace unos años Lester Moré. Parece indicar que los trabajos desde la base son deficientes y llegan los jugadores con muchos defectos técnicos y tácticos a los equipos de primera.
 Un DT cubano no tiene la experiencia necesaria. Dijo Reinaldo Rueda en una entrevista que tuve la oportunidad de realizarle hace unos tres años, que los entrenadores cubanos son muy buenos teóricamente. Lo que no nos dijo por educación es que necesitan más práctica. Si no se ven determinadas cuestiones de forma habitual, ¿cómo te preparas para ellas?
 La no convocatoria del único jugador diferente del resto, Marcel Hernández.
Y se nos complica ganar de nuevo la Copa de Naciones del Caribe, llegar a la Copa Oro 2015 y más aún, ganarnos el derecho de llegar a la Copa América del Centenario.
 En el aire andan las promesas de contrataciones en el extranjero, las ilusiones en este tema se esfuman, los hermanos Colomé se retiran, y nosotros, fieles aficionados a nuestra Selección, tendremos un camino largo y plagados de desilusiones. 
 Otro tanto para el Futsal.