lunes, 24 de agosto de 2015

Cuba podría convocar a peloteros emigrados



Por: Mario Herrera
 
 Desde ayer leí algo al respecto en ESPNdeportes.com. Me parecía interesante y los comentarios al respecto daban a entender que todo aquel que lo hubiese leído estaba de acuerdo con el regreso de los “monstruos” que ya no juegan en nuestro país a la pelota.
 Pero me citan al Comisionado Nacional y ahí me entran las dudas de qué tanta certeza tengan. Ojalá y sea cierto, ojalá y sea yo quien me equivoque al pensar que para los comisionados de deportes es imposible siquiera plantear la idea aunque tengo razones para creerlo.
 Significaría no solo el regreso de la pelota cubana al más alto nivel del mundo, sino también de muchos atletas a casa y quizás el renacer de un deportes que se ha visto desangrado por años y que en este 2015 ha vivido una de las peores temporadas jamás vista con una pérdida de más de ochenta atletas en casi nada de tiempo.

 Pero además crearía un precedente para otros deportes igual sufridos por lo que considero una filosofía o política obsoleta, tanto así que el propio estado la cambió con las reformas migratorias hace un tiempo. Sería el regreso del voleibol y los triunfos, el regreso incluso de futbolistas a nuestro país que han triunfado en la MLS.
 SI este cambio se hiciera (y lo considero necesario no, urgente), quizás estuviéramos en presencia del renacer del amor por el deporte cubano, algo perdido en los últimos años. Incluso si el estado deja a los peloteros cubanos regresar y ser convocables para el team Cuba, sería estratégicamente dejar caer la bola en territorio norteamericano pues es sabido que los cubanos que tengan vínculos políticos con Cuba no pueden ser contratados por MLB, o sea, que tienes que irte del país, migrar, o como lo llaman los que se oponen a cualquier cosa que tenga que ver con Cuba, huir.
 Por sí o por no, por si es cierto o no, aquí les dejo este trabajo sacado de Cartas desde Cuba de Fernando Rasverg que transcribe lo publicado por ESPN:
(tomado de Cartas desde Cuba)
 Los peloteros cubanos que se desempeñan en ligas profesionales pudieran tener una posibilidad de volver a vestir la camiseta de la selección nacional según aseguró Heriberto Suárez, Director Nacional de Béisbol de la Isla.
“Quizás, peloteros que hoy están en otros lugares puedan volver a integrar el equipo. Es una posibilidad, ahora mismo no lo sé”, dijo Suárez en un reunión en la oriental provincia de Las Tunas.
Esta es la primera vez en que públicamente un funcionario, que no tenga apellido (Tony) Castro, deja abierta una ventana para dar entrada a los jugadores que decidieron hacer su carrera fuera de Cuba.
Sus palabras estuvieron en consonancia con las declaraciones ofrecidas por Tony Castro, hijo del exgobernante cubano Fidel Castro, a ESPN The Magazine.
“Oh, es increíble. Si usted camina por las calles y pregunta a todo el mundo, las personas con seguridad le dirán que es un sueño. Ellos quieren ver a estos jugadores jugar con el equipo nacional cubano. Y sabes que el problema existe y [Cuba y MLB] necesitan resolver esto. La pregunta es, ¿por qué no? ¿Por qué no encontramos la solución? Lo único que necesitamos es la voluntad de hacerlo. Por seguro que podemos encontrar una solución, pero tenemos que trabajar juntos – todo el mundo”, afirmó el sobrino del actual presidente cubano.
En cambio, la postura de Suárez contradice lo expresado por Jorge Polo, vicepresidente de Actividades Deportivas del INDER (organismo rector del deporte en Cuba) y que jerárquicamente está por encima de él, cuando aseguró que los “traidores” no podrán defender a la selección nacional.
Los deportistas que abandonan delegaciones en el exterior son considerados “desertores” y “traidores”. A ellos se les prohíbe la entrada a Cuba por un periodo de 8 años a partir de la fecha de su “deserción”. A otro grupo, que pide la liberación de su equipo o deporte, y salen de manera legal para convertirse en profesionales se les permite entrar al país, pero se les niega representar a los equipos nacionales aunque hayan expresado su interés en hacerlo.
A principios de año las autoridades cubanas negaron la entrada al legendario pelotero de los Medias Blancas de Chicago, Orestes Miñoso (que había dado el sí), a quien se le había extendido una invitación debido a su próxima exaltación al Salón de la Fama del Béisbol Cubano. Entonces el INDER envió una misiva al cineasta y presidente del Salón, Ian Padrón, dejándole clara su posición “no serán invitados ninguno de los residentes en el exterior”.
Desde que los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, respectivamente, anunciaron el 17 de diciembre de 2014 el restablecimiento de relaciones entre las dos naciones, Grandes Ligas y la Federación Cubana de Béisbol (FCB) se han sentado para acercar posiciones a la espera del avance en las negociaciones de los dos gobiernos.
“Nos hemos sentado en la mesa con ellos a conversar, porque queremos que nuestros peloteros puedan jugar al máximo nivel, pero al mismo tiempo hemos exigido que puedan hacerlo sin renunciar a la nacionalidad cubana, tal y como sucede en la actualidad”, reportó el colega Dubler R. Vázquez.
Según fuentes de entero crédito en noviembre habrá en La Habana una reunión entre la FCB y la Asociación de Peloteros de Grandes Ligas, donde estarán invitados algunos scouts y representantes de jugadores de las Mayores.
Suárez explicó que habrá una reestructuración temporal en el calendario competitivo doméstico y su aplicación estará sujeta a cambios futuros. Aclaró que “(el formato a aplicar) es uno de cuatro variantes y si se abren las puertas a los contratos de jugadores cubanos en las principales ligas del mundo, cambiaremos la estructura”.
Varias son las estrellas cubanas que juegan en Grandes Ligas que han reconocido que les gustaría volver a vestir el uniforme de las cuatro letras.
Sin embargo, Cuba deberá modificar la ley para permitir que esto suceda porque es poco probable que estrellas como José Abreu, Yasiel Puig, Yoenis Céspedes, por citar algunas, acepten volver a una convocatoria cuando el gobierno cubano les prohíbe visitar la Isla y a sus familiares.
Al respecto el lanzador de los Padres de San Diego, Odrisamer Despaigne, fue bien claro: “simplemente no puedo defender al equipo Cuba si ni siquiera el gobierno me permite entrar a mi país”.
La 55 Serie Nacional Cubana comenzará el 29 de agosto y participarán 16 equipos.