sábado, 18 de julio de 2015

Gracias Muchachos



Por: Mario Herrera
 
 La verdad no lo esperaba así, no de esa forma; no un 6-0 que demuestra las flaquezas de nuestro fútbol y nuestra organización cuando debió mostrar flaquezas de juego un poco más profundas para un resultado como ese.
 Diosvelys Guerra: Demasiado nervioso. Salió en par de ocasiones antes de tiempo y dejó mesa servida para gol.
 Ángel Horta: 5 de los 6 goles vinieron por su marca o error de marca.
 Arturo Diz Pé: Otra vez acertado. Si no sale de Cuba se estancará. Si logra un contrato; bueno, eso ya casi lo tiene, si logra que la AFC le dé el permiso para jugar en el extranjero será uno de los mejores centrales de CONCACAF en la historia.

 Yaisniel Nápoles: Tuvo sus momentos de aparecer correctamente, en general mejor que contra México
 Andy Baquero: Uno de los rescatables
 Jorge Luis Clavelo: Hoy con la banda de Capitán. Hizo valer sus galones pero creo que a veces se regaló antes de tiempo en las barridas, se cuidó bien las espaldas.
 Jorge Luis Corrales: Buen partido del pinareño. A pesar de no estar a plenitud (según me confesó) tuvo poco que ver con los desaciertos defensivos. Jugó ofensivo, arriba y no lució mal en general.
 Daniel Luis Saenz:” La Anaconda” no dominó el mediocampo norteamericano como se esperaba aunque no lució tan mal. No fue determinante en ofensiva.
 Libán Pérez: No influyó en el juego, aportó poco en una y otra función.
 Beto Gómez: O recupera su mejor nivel o sus días con la selección están contados y este fue su último torneo.
 Maikel Reyes: Otro que merece salir de Cuba a jugar y aprender (entiéndalo de una vez dirigentes del INDER y AFC) y cuando vuelva, cada vez que vuelva (Entiéndanlo de una vez dirigentes del INDER y AFC) será mejor.
 Mandy Coroneaux: Entró cuando el mal ya estaba hecho
Félix Guerra: Tanto o más de lo mismo
Yasmany López: Igual
Los puntos más flojos según mi mirada que no es absoluta ni nada por el estilo:
-      Nada pintaba Ángel Horta por encima de Jeniel Márquez, primero porque Jeniel estaba en juego, había sido titular desde el inicio. Sí había criticado su velocidad y algunas decisiones tomadas en los partidos anteriores pero no para que empezara en la banca a menos que estuviera lesionado. Horta debía poner velocidad y músculo y ni lo uno, ni lo otro.
-      La actitud fue más decente que lo sucedido contra México; los goles tempraneros no estaban en los planes y pronto sintieron una inferioridad que les restó confianza a excepción de Maikel, Andy y Diz Pé.
-      No estoy de acuerdo con la salida de Diosvelys para este encuentro. Sandy está más acostumbrado a esta situación. La vivió en eliminatoria mundialista, centroamericanos y en un mundial, además, entre nos, está medio loco (perdóname Sandy) Estar fuera de juego no creo que hubiese sido una limitante en este.
-      Cervantes para mí por encima de Libán, por experiencia, por desequilibrante que es el pelado, porque pudo marcar la diferencia que pudiera existir y dejarle servido todo entonces al camagüeyano para rematar con su velocidad. Esas vertientes, Sandy, Jeniel y Cervantes, hubiesen dado una alternativa. Quizás hubiésemos perdido el encuentro pero de otra forma.
Ahora toca los nuevos análisis que en esencia son los mismos de siempre según los directivos. Mirar y maldecir a los que no siguieron la convocatoria (creo que eso es más triste que la derrota) y como siempre pasa nunca las organizaciones e instituciones estatales tendrán la culpa. Ellos siempre correrán “detrás de la fama y el dinero”. ¡Vaya mentira!
 Soy revolucionario. Al que no le guste que se faje conmigo. Pero hay cosas que pasan de castaño oscuro. Uno es que tenemos la posibilidad real de contratar jugadores en el extranjero y no se hace. Ariel es un típico caso y Arturo Diz Pé, bueno, qué decir, pudo hacerlo posible en la liga francesa con el Evian. Pero ninguno ha salido y si no lo hacen pronto comenzará un proceso lamentable de estancamiento y decrecimiento del nivel de juego que muestran sobre todo los mundialistas U-20. ¿Entienden eso, señores del INDER y la AFC? Con ese estancamiento del nivel, la frustración de saber que pudo ser diferente y a partir de ahí, las decisiones como las que tomó Ariel, Darío, Arael y Keiler aunque estos últimos ni pintaban ni me daban color por la escasa presencia en la selección que han tenido desde hace algún tiempo sin meternos en los por qué.
 A los muchachos, gracias por darme de nuevo la oportunidad de verlos jugar. Pasará un largo período antes de volver a disfrutar una convocatoria porque al no seguir con la eliminatoria mundialista no habrá nada nuevo hasta la próxima Copa de Naciones del Caribe en 2016.
 Al cuerpo técnico, les quiero dar las gracias también por lo mostrado en todo este proceso atropellado.
 A todos en general: No fue culpa de ustedes. Lo vivido son las muestras del decrecimiento nuestro por el incremento del nivel en la zona.
 A los que terminan un ciclo con la selección: Gracias. De veras, muchas gracias por tantos años dedicados a correr bajo un sol horrible y casi cuarenta grados de temperatura sábado tras sábado y luego, sin condiciones, sin las mismas posibilidades que el resto del mundo, vestir como Cuba y jugar a nombre todos nosotros.
 A los directivos de AFC e INDER: La solución está en sus manos. Hay quienes quieren dejar derrumbarse al fútbol por intereses diversos, pero debe haber uno, al menos uno, con el coraje de pararlo y hacer algo, no algo, lo que se tiene que hacer, para evitarlo. Si no hay nadie, somos muchos los candidatos verdaderamente revolucionarios para el cargo.