lunes, 21 de julio de 2014

De tan que nos fue



Por: Mario Herrera
 
 El pasado sábado fue un día fatal para cualquier equipo de softbol de la prensa que no fuera Prensa Latina. Realmente fueron afortunados.
 En un partido definitivo contra Prensa Escrita todo empezó mal para ellos. El equipo en el que milité esta campaña (además de Bucaneros del ICRT que me cedió a Estudiantes que a su vez me dejó marchar a Prensa Escrita) fue un remolino, marcó la diferencia. Carlos Michel Fonseca estaba encendido con la velocidad y la defensa nuestra se comportó a la altura hasta el séptimo arriba, cuando ganábamos por dos, hombres en primera y segunda, dos outs, y con un rolata al box pasábamos a la final frente a los Bucaneros, pero entonces el que nunca fallaba…falló. Carlos Michel se enredó; y detrás del error…la cuestión fue de cinco por debajo y un final del séptimo de uno, dos y tres.

 Yo, vi los toros desde la barrera, era emergente en ese final si alguien se embasaba, pero no pasó y con la molestia doble, la de no jugar y la de perder me disponía a retirarme.
 Ahí me llamaron los Bucaneros. Estaban incompletos, les faltaba un jugador y con tal de no haberme levantado temprano para no actuar, bueno, me alisté.
 El fin de semana anterior, los del ICRT súper noquearon  a los de Prensa Latina por un verdadero montón a casi nada. Este era un partido que pintaba para repetir, pero de eso nada.
 Desde el inicio las cosas salieron mal y encima los miembros de la nave pirata empezaron a discutir entre ellos lo que asesinó de una vez y por todas las posibilidades de remontar. Cuando las cosas se normalizaron (tras la ventaja de doce carreras en dos entradas) y empezamos a remontar, un jonrón con bases llenas de Osmany Torres (segundo del día para el ex capitán de la selección nacional de fútbol sun17 en 2005) amplió de nuevo la ventaja para poner el marcador de ventaja inalcanzable.
 “¡Bucaneros ICRT es el eterno segundón!”, gritaba Dayán García. El sábado dos de agosto se jugará el segundo y de ser necesario, el tercer encuentro de la Final de este torneo. De todas formas me invitaron de nuevo a esos partidos por los Bucaneros que si pierden, de todas formas tienen garantizada una buena fiesta de despedida.
 Para mí, solo el record de haber militado en tres equipos de una liga de cuatro.