lunes, 14 de marzo de 2016

La Habana es líder



Por: Mario Herrera
 
 Muy buen partido el jugado en la quinta fecha del Campeonato Nacional de Fútbol entre La Habana y Las Tunas en el estadio nacional Pedro Marrero de la capital.
 Fue atractivo, emocionante, tenso. La tropa de Darien Díaz tuvo unos primeros dos minutos en los que no se encontró en el terreno, pero se asentó rápido y evitó que los tuneros dominaran por completo esos compases iniciales. De ahí en lo adelante fue prácticamente un monólogo habanero, con una gran cantidad de oportunidades desaprovechadas por Rubén Mendoza, Eddy Sanamé o Pocho (Yasnay Rivero), pero sobre todo Mendoza que falló un mano a mano contra Sandy Sánchez al disparar muy flojo y la otra ni lo pensó pero su tiro fue desviado.

 La segunda mitad, más de lo mismo en un inicio, sin embargo, en una posición adelantada de la visita, llegó el gol del 9, Israel Quesada. A pesar de partir de un Off Side, toda la defensa habanera se quedó parada cuando los cánones dicen que hasta que no suene el silbato usted debe correr, y La Habana hizo lo contrario.
 Creo que la defensa fue de lo más flojo del encuentro a pesar de los cambios obligados por las ausencias por sanción de “El Puya” Caballero y Yunior Nash. Pero es que Daniel Alarcó quitó un par pero provocó otras oportunidades que desaprovechó Las Tunas.
 Pero en fin, era el minuto 74´ de juego cuando anotaron los de “Dorado” (sí, por que cambiaron el uniforme con el que los había visto los últimos 3 años). Los Azules se pusieron las pilas y arremetieron con todo a una visita que se tiraba constantemente al césped con calambres inexistentes.
 Viejos fantasmas aparecían en las gradas, esos que no dejan ganar a los capitalinos desde 2001 y que molestan más cuando el rival es sumamente accesible, aunque como me confesó Julio Pichardo, arquero suplente de Las Tunas: “… ellos (Las Tunas) eran los que tenía el dominio del juego y como siempre les pasa, lo pierden”.
 Pero en fin, Eduardo Montalvo entró de cambio por El Maestrito Peraza y falló la primera, pero no la segunda y al 80´ recibía una buena de Rubén Mendoza y de zurda la alejó de Sandy Sánchez, la pelota entró con fuerza, pegó en el larguero y rebotó hacia fuera pero ya había anotado.
 Fue tremenda la algarabía en una grada a la que cada vez va más afición aunque está lejos de los buenos tiempos. Y continuó el terremoto. No hubo forma de sacudirse de los tuneros pero antes, llegaron en una ocasión en que nuevamente la defensa habanera hizo aguas y se quedó solo Vismel Castellanos frente a cuatro rivales, pero resolvió. En la banca local, a Darien parecía que se le caería el pelo, o que le daría un infarto por las ocasiones perdidas y los accesos al arco propio; habrá que hacer un trabajo fuerte para que no ocurra de nuevo. Pero para no desviarme, La Habana fue con todo por el empate y de nuevo Montalvo, tras dejar en el camino a Sandy, y disparar muy fácil a puerta, el cambio defensivo Alejandro Rivero se enredó con la pelota y la anotó en propia puerta. Acción inexplicable; era más fácil botarla que enredarse con ella.
 Las cosas son así, fue justo el resultado que pone a los habaneros líderes pues Guantánamo empató a dos con Villa Clara, es más, remontó el 2 a 0 inicial de la “Mecánica Naranja” que ya comenzó a carburar en serio (Ariecheell Hernández, 19´ y Osmany Capote al 45´+2´ por los Naranjas y Alain Urgellés al 61´, Randy Valier al 73´) . Santiago le ganó 1-0 a un Camaguey que juega bien, pero no gana (Miguel Salazar 74´), y lo se porque los vi contra La Habana en Minas. Granma goleó 4-1 a La Isla que paga también las expulsiones de una bronca tonta en su visita a la capital (Yoandir Puga -IJV- 11´; 
Luis Miguel Carrera 56' , Felix R. Guerra 59' , Ruslan Batista 67' ,  Yudiel López 77') y Ciego de Ávila empató a 1 con Cienfuegos (Luis Sandor -AG- 25´ y Alain Cervantes 43´).

Así las cosas, los habaneros son los líderes del torneo en solitario con sus cinco victorias en cinco salidas y enfrentarán al sublíder la semana próxima, Guantánamo, como visitantes. La interrogante es cómo se jugará pues a ambos equipos les quitarán a sus pesos pesados, convocados con la selección para los encuentros de la Copa de Naciones del Caribe.