lunes, 16 de marzo de 2015

Ganó La Habana el Clásico



Por: Mario Herrera

El Clásico del Fútbol cubano se jugó el sábado, al menos la ida (o venida) en La Habana. Los villaclareños venían con la fuerza del liderazgo en la tabla de posiciones, un paso casi perfecto, cuatro ganados y un empate a dos frente al Campeón Nacional como visitantes.
 La Habana tenía una situación distinta. Puntos que quedaron en el camino, victorias casi seguras que se transformaron en empates y un quinto puesto que no era agradable. Tiene siempre la obligación de ganar el equipo capitalino, por el nivel de sus atletas, por su aporte siempre importante de jugadores a la selección nacional y este año, por tener la nómina más fuerte del torneo.

 Claro que tener la nómina no significa que puedas contar con ella a plenitud. Lesiones de Marcel “el Mágico” Hernández, Daniel Luis Sáez y Roberto Peraza pesan un poco en la creación de juego.
 El técnico estaba con la selección nacional U-17, en fin, una serie de factores ponían a la “Mecánica Naranja” (no la Naranja Mecánica) como favoritos.
 El cambio de horario. Ese es un tema aparte. Con el horario de verano en marcha supusimos que el partido se atrasaría para las cuatro o cuatro y media de la tarde para evitar el sol extremo del invierno-verano a treinta grados de Cuba, pero nada de eso. Se jugó a las tres y treinta.
 Empezó fuerte La Habana, para que respetaran su casa. Un juego lindo, entretenido, sin faltas, limpio, buen arbitraje, digno de un clásico. Si sacábamos cuentas de cuántos jugadores que están o estuvieron en selecciones nacionales eran un total de ocho por Villa Clara y doce por los habaneros.
 Una linda combinación entre Darío Suárez y Eddy Sanamé, que le dio pase a Dayron “El Pitufo” Pérez puso el primer tanto en el marcador al minuto 57´. Justo cuando Villa Clara  jugaba mejor. Un balde de agua fría. Pero los naranjas no se dejaron golpear así como así y arreciaron el ataque. Los locales comenzaron a presionar  las salidas y a contragolpear. En una de esas Rubén Mendoza trata de centrar raso, la defensa trata de sacar la pelota como puede y le cae el balón a Yolexis “El Principito” Collado que disparó al palo derecho del portero y anotó el segundo. Minuto 73´. Fin de la historia aunque debo reconocer que no dejaron de intentarlo.
 En el resto de los partidos Camagüey derrotó a Cienfuegos uno a cero con tanto a la cuenta de Liván Pérez al segundo minuto de juego (por segunda vez en el torneo). Santiago de Cuba y Las Tunas empataron a uno. Jonny González marcó un autogol para los tuneros y Alberto Salmerón empató al 90+2.
 La Isla sorprendió al actual campeón dos goles por uno. El refuerzo matancero Brian Rosales al minuto inicial. Por Ciego de Ávila marcó Sander “Keko” Fernández al 86´pero Yoandir Puga devolvió a los avileños a la realidad con su gol al 89´.
 Duviel Morales en el 69´ le dio el triunfo a Sancti Spiritus sobre Guantánamo que sin “Beto” Gómez no encuentra el camino.
 Ahora la tabla de posiciones muestra a un nuevo líder. Camagüey tiene 16 unidades (5 ganados, 1 derrota, 1 empate, 12 goles anotados, 8 recibidos). Le sigue Villa Clara con 14 (4,1,2,10,4). La Habana sube al tercero con 12 (3,1,3,6,3). Guantánamo es cuarto y tiene 9 (2,2,3,7,6).
 Quinta casilla para Cienfuegos también con 9 (2,2,3,5,4) pero perdió el enfrentamiento contra Guantánamo en la primera ronda).  Sigue Las Tunas con 8 (2,3,2,7,7), igual en puntos anda ahora el séptimo Isla de la Juventud (2,3,2,5,11).
 Los puestos que cierran los ocupan Santiago de Cuba en el octavo con 6 (1,3,3,6,8), noveno con 6 puntos está  Sancti Spiritus (1,3,3,6,12) y cierra el actual monarca cubano en una campaña para el olvido hasta el momento. Apenas 5 puntos tiene Ciego de Ávila (1,4,2,8,9)
 El miércoles habrá fecha.  Villa Clara recibe a Camagüey. Ese es el duelo más interesante. La Habana recibe a Sancti Spiritus, La Isla a Cienfuegos,  Guantánamo a su vecino Santiago de Cuba y en Manatí, Las Tunas recibe a Ciego de Ávila.