miércoles, 25 de febrero de 2015

Metronidazol



Por: Mario Herrera
 
 Qué pesado es tomar medicamentos y si es Metronidazol más todavía. Te deja ese sabor metálico insoportable en la boca y cada vez que consumes algo tiene la propiedad de hacer que lo detestes, como alguna gente.
 Por si se pregunta para qué sirve, dicen los médicos que para eliminar parásitos dañinos, como alguna gente.

 Y ¿qué es parásito? Es ese individuo que se acerca y en varios idiomas a veces bien hablados le ofrece a la gente lo que quiera que necesiten.  ¡Ah! Perdón, no hablaba de los parásitos sino de la gente. Disculpen, por favor.
 Les decía que los parásitos son seres vivos que se alimentan  pegados a otros, dentro o fuera del organismo. Hay plantas parasitarias, peces, micro organismos, jineteros…disculpen nuevamente.
 Algunos son beneficiosos, el tiburón necesita de ellos para quitarle los restos de carne devorada. Los rinocerontes necesitan a determinadas aves que se alimentan de las garrapatas porque como es natural, el parásito más fuerte se come al más débil, como los jineteros. ¡Qué mal hábito  confundir las cosas!
 Algunos parásitos se acercan, velan, enternecen a su presa, la merodean y finalmente la llevan donde quieren antes de chuparles el alma. Lo peor es que hay otras especies que nada tienen que ver con el asunto, pero caen dentro de la misma clasificación por una cuestión mediocre de confusión. Supongamos que un pez se acerca al tiburón porque hay alimentos cerca y es lo bastante audaz, pero alguien que no sabe lo considera un parásito. Pura ignorancia de la situación.
 Hay de todo tipo. Está el que te quita. Ese viene con cara de muerte, te pide con una solidez facial tremenda y se va. En fin, una gama demasiado amplia. ¿Quieres ver parásitos? Camine La Habana Vieja, el Malecón, Prado o cualquier polo turístico cubano y los verá como tratan de pegarse a esa especie animal llamada Turisticus Casitontus.
 Entonces entra a jugar su papel el Metronidazol. Sabe mal pero es necesario para aliviar, sobre todo cuando uno ha sido correctamente diagnosticado. Si no es el caso solo hace daño.