viernes, 6 de enero de 2017

Entevista a José Mourinho







José Mourinho, entrenador del Manchester United, sabe bien qué se necesita para ser el mejor. El técnico portugués, quien alcanzó la cima de su profesión en 2010 con la conquista del título de Entrenador Mundial de la FIFA del Año, posee en su palmarés los trofeos más importantes del fútbol de clubes. FIFA.com ha conversado con él sobre diversos temas, entre otros la inminente entrega de los The Best FIFA Football Awards™, el impresionante logro de la selección de su país en la Eurocopa 2016, pese a no figurar aparentemente entre las favoritas, y su opinión sobre la posible ampliación de la Copa Mundial de la FIFA™.


La entrega de los premios The Best FIFA Football Awards™ tendrá lugar el martes 9 de enero en Zúrich. ¿Qué criterios emplea usted para valorar las cualidades de un jugador?
La verdad es que no soy muy amante de los premios individuales. El fútbol es un deporte de equipo. Los equipos ganan partidos, y los jugadores no tienen tanta importancia como el equipo. A la prensa y a los aficionados les encantan, pero a los entrenadores no tanto, porque existe cierta contradicción entre el objetivo por el que trabajamos y los premios individuales.

Dicho esto, está claro que la prensa y los aficionados son muy importantes en el fútbol, y por eso no estoy en contra de este tipo de galardones. Ni que decir tiene, hay jugadores extraordinarios, con tanto talento que pueden hacer mejores a sus equipos y a sus compañeros. Este tipo de futbolistas son capaces de influir en el estilo de juego o en la dinámica del grupo. Por supuesto que son especiales. Lo único que digo es que, con esto de los premios, las cosas se magnifican un tanto: una semana después de la ceremonia, ya está en marcha la campaña para la siguiente.

En 2010, fue elegido Entrenador Mundial de la FIFA del Año. ¿Qué significó para usted alcanzar la cima de su profesión?
Un honor muy grande, sobre todo porque ha pasado a la historia como el primer premio que concedió la FIFA a un entrenador. No obstante, repito que me considero un hombre de equipo y, por consiguiente, 2010 no supuso para mí el año del galardón de la FIFA. Fue el año de mi triplete con el Internazionale. No fue la temporada de Mourinho, sino la temporada del Inter y de los interistas. Así concibo mi trabajo.

En la ceremonia se anunciará el ganador del Premio The Best al entrenador de la FIFA 2016 de fútbol masculino. Claudio Ranieri, Fernando Santos y Zinedine Zidane compiten por él. ¿A cuál de ellos se lo entregaría y por qué?
Creo que los tres merecen estar ahí porque han conquistado trofeos muy importantes: [Zinedine] Zidane la Liga de Campeones, Fernando [Santos] la Eurocopa y Claudio [Ranieri] la Premier League. Los tres son amigos míos, por lo que me alegraré mucho sea cual sea el resultado. Ranieri ha obrado un milagro, Fernando ha hecho realidad un sueño y Zidane ha ganado la Liga de Campeones.

Por primera vez, los aficionados tienen voz y voto en los premios al mejor jugador y al mejor entrenador. Sus votaciones representan el 25% de la elección. ¿Cree que es importante incluir a la afición en decisiones tan trascendentales?
Los aficionados son muy importantes. Diría que son ellos los que convierten nuestro juego en el deporte más importante del planeta. No obstante, cuando un aficionado vota, lo hace por su equipo, y esto quiere decir que las aficiones de los grandes clubes siempre promoverán y promocionarán a sus propios jugadores. Además, puedo asegurar, porque he trabajado en cuatro países, que las distintas nacionalidades ven los premios de forma diferente. La prensa de los distintos países promociona a los suyos con diferentes grados de implicación y compromiso.

Si se compara el fútbol actual con el de principios de este siglo, con el del año 2000, ¿cómo ha cambiado principalmente la forma en la que se juega al más alto nivel?
Resulta muy difícil comparar periodos, jugadores o generaciones. Además, no es justo. El producto final es diferente porque las herramientas utilizadas para crearlo también son diferentes. La gente dice que el fútbol es más veloz ahora, ¿verdad? Cierto, sí que lo es. Pero, ¿no tenemos balones más ligeros, botas increíbles y entrenamientos mucho más científicos? ¿Juegan los futbolistas muchos más partidos y disponen de poco tiempo para descansar? Sí, también es cierto, pero ahora los clubes poseen condiciones de alto nivel para acelerar el proceso de recuperación, para prevenir lesiones. Sigo la evolución, pero a la vez respeto el pasado.

¿Qué características futbolísticas, tanto en equipos como en jugadores, son específicas de la Premier League inglesa?
El fútbol inglés exige pasión. El país entero exige que los jugadores adoren el juego, que amen su profesión. Exige una profesionalidad exquisita en el planteamiento del trabajo. Las cualidades pueden variar, pero el fútbol inglés exige pasión.

Portugal, una nación con una población de escasamente diez millones de habitantes, se ha proclamado campeona de Europa y posee algunos de los mejores futbolistas y entrenadores del mundo. ¿Cómo se lo explica?
¡Cuesta creerlo! Eusebio, Luis Figo, Cristiano Ronaldo y yo mismo hemos conseguido los mayores premios, y quizá Fernando lo logre también. El Benfica y el Porto han conquistado los títulos de Europa, y Portugal ha ganado la Eurocopa. Un pequeño país a orillas del Atlántico… ¡increíble! Puede que el secreto esté en nuestra pasión.

En los premios se anunciará también el World11, el once mundial, una alineación decidida por más de 25.000 futbolistas profesionales de todo el planeta. Si pudiera elegir un Mourinho11, formado por jugadores a los que ha entrenado a lo largo de su carrera, ¿quién compondría ese equipo ideal?
Es una respuesta que siempre me he negado a dar y que seguiré negándome. Con tantos futbolistas como se han dejado el alma y la piel jugando para mí, ¿cómo voy a nombrar a unos y a otros no? Vitor Baia, Petr Cech, Julio Cesar... ¿cómo elegir a uno solo? Jorge Costa, Ricardo Carvalho, Marco Materazzi, Lucio, Walter Samuel, John Terry… ¿cómo elegir a uno solo? Michael Essien, Wesley Sneijder, Nemanja Matic, Costinha, Maniche, Xabi Alonso, Frank Lampard… ¿cómo elegir a uno solo? No creo que responda jamás esa pregunta, porque nunca olvidaré a ninguno de mis compañeros de batalla.

En mayo participó en la sesión de expertos del Congreso de la FIFA, en la que se debatieron cuestiones futbolísticas. ¿Qué importancia tiene la participación de exjugadores y entrenadores en los procesos decisorios?
Creo que los jugadores, los árbitros y los entrenadores son fundamentales. Su grado de experiencia, su experiencia después de tantísimos minutos sobre el terreno de juego y sus opiniones suponen una ventaja importantísima para la evolución del fútbol. El presidente Infantino tomó la magnífica decisión de incluir a antiguos jugadores. Estos grandes astros constituyen la historia del fútbol y me gusta que el presidente los tenga en consideración y deje claro que todos ellos resultan decisivos para el futuro de nuestro deporte.

Una de las cuestiones debatidas durante aquella sesión fue la ampliación del Mundial. ¿Qué opinión le merece la posible ampliación del formato?
Estoy totalmente a favor. Como entrenador de clubes, si la ampliación significara más partidos, menos vacaciones y menos pretemporada para los jugadores, me negaría. No obstante, las voces críticas deben analizar las propuestas y darse cuenta de que la ampliación no implica más partidos. En este sentido, los jugadores y los clubes están protegidos. Prefiero grupos de tres equipos. Dos partidos, y luego o pasas a las eliminatorias o te vas a casa (nota de la redacción: una de las propuestas de ampliación del Mundial contempla 48 selecciones en 16 grupos de tres equipos cada uno). De esta forma, los dos partidos del grupo resultan decisivos e inmediatamente después llega la ronda eliminatoria con mucha más emoción si cabe. Posiblemente, los equipos con menos posibilidades y experiencia disputen dos encuentros y se vuelvan para casa. Pero para entonces habrán mejorado y ganado experiencia competitiva, que se añadirá a la recompensa económica de haber participado en una fase final, incluidas más inversiones en sus infraestructuras futbolísticas.

La ampliación servirá además para que el Mundial se convierta todavía más en un acontecimiento increíblemente social. Más países, más inversión en distintas naciones, en infraestructuras y en el fútbol juvenil. Más naciones participantes quiere decir más pasión, más felicidad, más entusiasmo. Más países quiere decir más africanos, más asiáticos, más americanos juntos. El fútbol se desarrolla en los clubes, de manera que no podemos esperar que explote desde el punto de vista de la calidad en un Mundial. El Mundial es un acontecimiento social, y el fútbol no puede renunciar a esta oportunidad que se le ofrece de exhibir aún más la pasión de sus aficionados.

¿Qué opina del sistema de Árbitros Asistentes de Vídeo?
Lo necesitamos todos. Los profesionales no pueden perder o ganar partidos ni títulos sólo porque se rechace la evolución. Patrocinadores, propietarios e inversores deben saber que la tecnología está ahí. Además, especialmente los árbitros necesitan y merecen protección. Necesitan que la tecnología los ayude, los proteja y los respalde.