martes, 17 de mayo de 2016

Joma… ¿con Cuba?



Por: Mario Herrera
 
El momento del acuerdo
 Hace un tiempo atrás veíamos con agrado la noticia de la empresa española Joma y su patrocinio a la selección de fútbol de nuestro país. Lo que más me agradaba era el hecho de que por fin nuestros futbolistas pudiera intercambiar camisetas con sus rivales, y no ver nuevamente a un jugador querer hacer ese intercambio de recuerdos, y que nuestros atletas le hagan la seña: “Solo nos han dado una”. Realmente es risible pero parte de nuestra realidad.
 Cuando el Cosmos de Nueva York vino a La Habana, pensé que ya estarían en las vidrieras de los concesionarios Joma de la capital los productos hechos para nosotros. Pensé en una marea de camisetas rojas “originales” que apoyarían a nuestro equipo. Una vez más, el error.

 Amigos que leyeron algún post publicado en las redes sociales me comentaban y enviaban enlaces de tiendas online que te las vendían, hasta en la mismísima China, que te las enviaba hasta la puerta de tu casa por cincuenta dólares. Es más, en Estados Unidos también estaban a la venta.
 De otros países me llegan reportes de accesibilidad.
 ¿Y qué pasa con nosotros? ¿Ha cumplido Joma? Bueno. De uno de sus concesionarios me comentaban que la AFC, mediante cheque, pasó por la tienda a comprar algunos elementos necesarios para que el equipo que recién clasificó al mundial, de futsal, pudiera hacer el viaje a Costa Rica. Un par de shorts por aquí, unas camisetas por allá, los porta zapatillas por el otro lado. O sea, una verdadera odisea lo que debió ser natural y entregado por contrato.
 ¿Y de nosotros? ¿Las camisetas? ¿Las leyes del mercado? ¿Y los productos que aparecen en el catálogo? Bien, gracias. A ver si para cuando volvamos a competición internacional hay algo.
 PD: La sub 15 que estuvo en Islas Caimán y quedó segunda en ese torneo, vistió Adidas porque…