viernes, 3 de febrero de 2017

¡Extra, Extra! ¡Noticia de última hora!



Por: Mario Herrera
 
 Y en un giro inesperado de los acontecimientos, el Campeonato Nacional de Futbol, edición 102, sufre un cambio de último minuto.
 Justo cuando la televisión nacional cumpliría uno de los anhelos más grandes de la afición y de los jugadores, que era la transmisión de varios encuentros, en vivo, pues el grupo que tendría como sede a La Habana, se traslada a Cienfuegos por razones de hospedaje.
 Según fuentes en la AFC, el INDER en la capital no cuenta con hospedaje para el evento, algo solicitado con tiempo de antelación. La presencia de un grupo en la capital, sería clave para la transmisión de varios encuentros del nacional, debido a la presencia de unidades de remoto de la televisión cubana, la cuales brindarían el servicio de televisación.

 Las otras sedes son Villa Clara y Guantánamo. En la provincia central, también existe una unidad de remoto, pero Zulueta queda bastante alejada, unos treinta o cuarenta minutos de Santa Clara, capital provincial. La carencia de combustible sería un impedimento para lo que quería hacer Tele Rebelde, canal de deportes encargado de esas transmisiones. La intención era transmitir un encuentro por jornada, y como Zulueta estaba más alejada, se podría intercalar un juego desde allá, para hacerlo más económico y factible.
 Pero ahora todo se ha ido al suelo. La televisión depende de que la unidad de remoto de Santa Clara tenga combustible; pero además, que el canal deportivo cubano también acceda al combustible necesario para que un director, los relatores y un periodista asistan hasta Zulueta, desde la capital, para la transmisión. Es que en la faceta más económica, es necesario la presencia del director de transmisión de fútbol, el mismo que siempre la realiza y está especializado en este deporte, y al menos un periodista, para que haga el terreno, lo que igual nos lleva a un viaje desde la capital hasta Zulueta, en las condiciones de restricción y ahorro de combustible.
 Cuando se les pregunta, dicen que es una decisión de arriba, y ponen nombres responsables muy por encima de planos tan simples. Y muy conformes, se reúnen a analizar problemas más serios que la transmisión de nuestro futbol por la televisión nacional.
 La intensión de los que dirigen la televisación, con este cambio, es transmitir al menos un juego a la semana, pero pasa por las mesas de quienes autorizan los movimientos de combustible.
 El grupo de La Habana se traslada para Cienfuegos. Parece que el hospedaje, no es un  problema para el INDER por allá.