viernes, 26 de agosto de 2016

La respuesta de Rusia



Por: Mario Herrera
Philip Crave, Presidente del CPI
Como ya hemos informado, los atletas paralímpicos rusos no podrán participar en los Juegos Paralímpicos Río 2016 debido al "Escándalo de dopaje sistemático organizado por el estado ruso",  acusación para la que nunca han presentado evidencia alguna de la implicación estatal  ni la Agencia Mundial Antidopaje, ni la ha corroborado el Tribunal de Arbitraje del Deporte, ni la IAAF, ni el Comité Paralímpico Internacional.

 El Tribunal se lavó las manos como Poncio Pilatos y respaldó al Comité Paralímpico Internacional en la decisión de dejar fuera a Rusia. Las 267 cuotas del gigante euroasiático  serán redistribuidas.
  El Presidente de la Duma Estatal Rusa para el deporte, Dmitri Svíschev, ya comentó que la Cámara Baja del Parlamento ruso enviará a sus "mejores abogados" para lograr este objetivo mientras Vladimir Putin ha dicho que es inhumana la sanción, y apeló a la Corte Europea de Derechos Humanos con una demanda contra la decisión del CPI, basado fundamentalmente en el hecho de que el Comité Olímpico Internacional había dejado la decisión a las federaciones internacionales de si participaban los rusos o no a los Juegos en Río, y que solo la IAAF vetó a sus compatriotas.
El Presidente del Comité Paralímpico Ruso, Vladimir Loukine dijo que en la reunión con el CPI, a puertas cerradas, se dedicaron más a hablar de las medallas rusas en este tipo de eventos que del problema en sí.
 Según el CPI, se encontraron 44 muestras positivas de atletas rusos en los Paralímpicos de Invierno Socchi 2014. Pero para ver la temperatura, veamos otro detalle: a la delegación de Bielorrusia, se le prohibió portar alguna bandera de Rusia y será visto “como una protesta política” por el CPI y se tomarán medidas con el o los atletas que violen la orden, además del Comité Paralímpico Nacional.
 El presidente del Comité Paralímpico de Bielorrusia, Oleg Shepel, aseguró que sus atletas están preparados para portar banderas rusas en señal de solidaridad con sus compañeros.
 Lo más interesante es quizás la cantidad de medios internacionales de peso que le dedican alguna línea en sus editoriales, y si nos ponemos a buscar, la manera de dar la información llega el momento en el que realmente crees que "No tuvimos otra Opción".
 Este es el mundo hoy. A Rusia la han buscado para aliarse contra Estado Islámico por su poderío militar, pero aún es el enemigo. Bienvenidos a la versión mejorada de la Guerra Fría.