lunes, 18 de julio de 2016

Rusia: ¿El “Dopaje Enmascarado” o la intención de Doparlos”?



Por: Mario Herrera
 
La Pértiga femenina no estará completa en Río 2016
 Nuevamente es Rusia el pequeño foco de atención de algunos medios de prensa. Mientras se dedican espacios a el mercado de fichajes, las palabras de Zidane o el por qué se llevó a sus hijos a la pretemporada en Canadá, o el Tour de Francia, una nota acusa a Rusia de sostener un sistema de dopaje patrocinado y organizado por el Estado.
 Según la Agencia Mundial Antidopaje: “Ministerio de Deporte ruso controló las manipulaciones de análisis durante los Juegos Olímpicos en Sochi”.
 Así lo publica Marca en su portal digital:

“Rusia, a través de su Ministerio de Deporte, manipuló los resultados de los análisis de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014, evento en el que Rusia dominó el medallero con 33 metales.
 La Agencia Mundial Antidopaje ha hecho público el informe independiente encargado a Richard McLaren, profesor de derecho deportivo de la Universidad de Ontario (Canadá), en el que señala, sin ambages, la actuación fraudulenta del Ministerio de Deporte ruso, junto al Servicio de Seguridad de la Rusia Federal (FSB) y el Centro de Preparación de Deportes de los equipos nacionales (CSP). Apoyándose en los laboratorios de Moscú y Sochi, los encargados de analizar las pruebas de los últimos Juegos de invierno, habrían manipulado las muestras de los deportistas rusos para que no dieran positivo. La investigación duró 57 días.
 Según el testimonio de Rodchenkov, ex director del laboratorio antidopaje, el laboratorio de Sochi dispondría de un método para intercambiar las muestras de los deportistas y permitirles superar controles en los Juegos que aplicaron a unos deportistas que seleccionaron previamente. Al menos tres de las muestras reanalizadas, con el cotejo de ADN, demostraron que no correspondía a ese deportista.
 Respecto al laboratorio de Moscú, sostiene que, con el conocimiento del Gobierno, se intercambiaron las muestras entre el 10 de septiembre y el 10 de diciembre de 2014.. El método, denominado metodología para la desaparición de positivos, operó entre 2011 y agosto de 2015, a partir de los Juegos de Vancouver. Esencialmente consistía en sustituir las orinas de los deportistas por otras. Las autoridades rusas, sostiene el informe, eran conscientes de que en los Juegos de Sochi estaban participando deportistas dopados.

"Se trataba de ganar a toda costa"
 El informe sobre las manipulaciones va más allá de esos Juegos y afectaría a casi todos los deportes. Las muestras que desaparecieron serían 139 en atletismo y 119 en halterofilia. Incluso en los deportes paralímpicos se acercaría a 40.
 Al final del informe, 103 páginas, se hace alusión también a los métodos empleados en atletismo y halterofilia. Respecto al primero advierte que si los análisis de los Juegos Olímpicos de Pekín se realizasen ahora, "sería un desastre" entendiendo su interpretación a nivel global, al tiempo que censura que ninguno de los 3.000 controles aleatorios reanalizados de los Juegos de Atenas, en el año 2012, fueran a deportistas estadounidenses cuando en ese periodo estalló el caso Balco.
 Lo más grave de todo en que en toda la política permisiva que intentó Rusia en el atletismo con sus atletas son señalados como posibles cómplices Patrick Schamasch, es responsable médico del COI, y Papa Massata Diack, el hijo de Lamina Diack, presidente de la IAAF, al que el informe califica de "estafador". Schamasch habría prometido a cambio de una suma de dinero arreglar todos los problemas con el COI, la WADA y la IAAF”.
 Una comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), encabezada por el canadiense Richard McLaren, ha encontrado pruebas del supuesto apoyo de un esquema de dopaje por parte de las autoridades deportivas rusas. En el documento, la comisión independiente reconoce que desconoce el método que el FSB podría haber utilizado para abrir las muestras de sangre procedentes de Sochi.

"El Ministerio de Deportes [de Rusia] guiaba, controlaba y llevaba a cabo las manipulaciones de los resultados de los análisis médicos practicados a los deportistas y los cambiaba, con una participación activa y ayuda de FSB (Servicio Federal de Seguridad, por sus siglas en ruso) y las delegaciones del Centro de Capacitación Deportiva de las selecciones de Rusia en Moscú y Sochi", reza un informe que cita el sitio web oficial de la WADA.
 La Agencia Mundial Antidopaje propone prohibir a los deportistas rusos que participen en las competiciones internacionales —no solo en los próximos Juegos Olímpicos de Río— hasta que se produzca un "cambio de cultura", según aseguró su portavoz oficial, Ben Nichols.
 Fíjense bien en esta línea marcada: “… hasta que se produzca un "cambio de cultura", según aseguró su portavoz oficial, Ben Nichols”.
 Rusia no tardó en reaccionar:
 El ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, ha catalogado como "infundados" los intentos de acusar al Estado de otorgar un apoyo sistemático al dopaje. Rusia está siendo "constantemente demonizada", estima el tres veces campeón olímpico de lucha grecorromana Alexandr Karelin, quien tacha de "tonterías" las acusaciones "tendenciosas" del informe McLaren.
 Por su parte, la WADA debe defender unas acusaciones tan graves en un tribunal, señaló en un comentario el diputado de la Duma Estatal rusa y exboxeador Nikolái Valúyev: "Se perfila un pleito a gran escala, donde serán necesarios testigos, figurantes y todo lo demás".
 A su vez, el presidente del Comité Olímpico Ruso (OKR, por sus siglas en ruso), Alexáder Zhúkov ha mostrado su decepción con la actitud de las agencias antidopaje independientes de EE.UU. y Canadá que incitan a otros deportistas y organizaciones a presionar al Comité Olímpico Internacional (COI) para que se impida la participación de los deportistas rusos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, informa R-Sport.
 En particular, a través de una carta formal enviada al presidente del COI y al jefe de la Agencia Mundial Antidopaje, el presidente del OKR señala a las agencias USADA y CCES, a quienes acusa de querer "instar al COI a prohibir a la selección olímpica rusa participar en los Juegos de Río 2016". "Lo consideramos un intento de crear una coalición internacional de deportistas y organizaciones para que se apruebe esta prohibición", apunta.
 Por su parte, el Presidente Vladimir Putin denuncia el regreso de la era de los boicots como el de los juegos de Moscú 1980. Recordó que amparados en la invasión a Afganistán, Estados Unidos boicoteó esa edición de los Juegos y por tanto, los soviéticos hicieron lo mismo en Los Angeles 1984, así quedaron  “… arrastrados por en una campaña de boicot mutuo. En resumen, a la gente la destrozaron y la convirtieron en rehén del antagonismo político… Más tarde algunos políticos de ambos bandos reconocieron que aquello fue un error”.
"Ahora, vivimos una revisión de esa injerencia de los políticos en el deporte. Sí, la forma de esa interferencia ha cambiado, pero la esencia es la misma: convertir el deporte en instrumento de presión geopolítica y para formar una imagen negativa de países y pueblos", denunció.
 Con respecto a los escándalos de dopaje en el deporte ruso, Putin criticó que se intente castigar a todos los deportistas de un país por la existencia de casos de dopaje, cuando estos están sometidos a "tremendamente estrictos controles antidopaje".
 "En el último medio año por recomendación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) los deportistas rusos han sido sometidos a pruebas antidopaje bajo el control de la agencia antidopaje británica y los laboratorios extranjeros", recordó
 Putin descalificó el informe divulgado hoy por encargo de la AMA por el abogado canadiense, Richard McLaren, aduciendo que se basa en la declaración de un solo hombre, el antiguo director del laboratorio antidopaje de Moscú, Grigori Ródchenkov.
 Recordó que Ródchenkov es una persona de dudosa reputación, como lo demuestra el hecho de que en 2012 se inició contra él un caso penal por violación de la legislación antidopaje.
 Criticó a la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) por pedir la exclusión de Rusia de los Juegos de Río de Janeiro dos días antes de la publicación del informe hoy en Toronto. ( según el New York Times, hay 10 países al menos que hacen esta solicitud, Estados Unidos, España, Japón, Suiza, Canadá, pero no menciona las otras) http://www.nytimes.com/2016/07/17/sports/olympics/russia-doping-summer-games-rio.html?smprod=nytcore-iphone&smid=nytcore-iphone-share&_r=2

 "¿Qué hay detrás de tanta prisa? ¿El intento de crear una atmósfera informativa, ejercer presiones? Da la impresión de que los expertos de la USADA tuvieron como mínimo acceso a dicho informe confidencial y puede ser que incluso le dieron el tono y le aportaron contenido", destacó.
 En dicho caso, agregó, "de nuevo la estructura nacional de un país dicta su voluntad a toda la comunidad deportiva mundial".
 A su vez, adelantó que aquellos funcionarios mencionados por el informe McLaren serán apartados provisionalmente hasta que concluya la investigación.
 Con todo, Putin subrayó que para tomar una decisión definitiva la AMA "debe ofrecer una información más objetiva y completa, basada en hechos, para que sea tomada en cuenta por los órganos de seguridad e investigación rusos".
 En su declaración, el jefe del Kremlin promete que esas investigaciones llegarán "hasta el final", al igual que la adopción de medidas para evitar el dopaje y el cumplimiento de las obligaciones internacionales asumidas por Rusia.
 "Siempre hemos expresado claramente nuestra postura: en el deporte no hay lugar para el dopaje", afirmó.
 Según el informe McLaren, el Estado ruso promovió un sistema de dopaje en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi (2014) con el claro objetivo de encabezar el medallero por delante de EEUU bajo la supervisión del Ministerio de Deportes de Rusia y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).EFE
 De más está decir por qué subrayé este párrafo. Lo molesto es que la IAAF desde ayer, ratificó la sanción a Rusia y a sus atletas de no poder participar en los venideros Juegos Olímpicos a pesar de las “recomendaciones” hechas desde hace más de un año a los atletas rusos.
 Sin embargo me hago una pregunta: ¿van a suspender también a Estados Unidos o a Jamaica por los escándalos de dopaje tantas veces vistos? ¿Suspendieron a los ciclistas norteamericanos después del caso Lance Armstrong? ¿Alguien solicitó una suspensión por los casos del atletismo, sea Estados Unidos o Canadá? ¿Alguien reclama las diferentes políticas antidopaje de los baloncestistas de la NBA con respecto a la FIBA en eventos internacionales, los cuales son intocables? ¿De la natación, o ya nos olvidamos del australiano Ian Torphe? Sancionemos también a Australia. Lance Armstrong, Floyd Landis, Marion Jones, Alex Rodríguez, Justin Gatlin, Ben Jonhson, Yohan Blake, Tyason Gay, y nadie dice que Estados Unidos debe quedar fuera.
 El tema es complicado porque cada parte da su versión y los medios responden a una política editorial y a una manera de pensar de su redactor. Estoy consciente de que las declaraciones de un ex dirigente de los laboratorios rusos son un arma de peso, pero de ahí, a decir que el Estado patrocinaba toda la operación, hay un tramo gigante, sobre todo porque sabemos cuán bajo la lupa está Rusia.
 La película no tendrá fin hasta después de 2018, cuando termine el mundial de fútbol. De ahí salió la película de la FIFA. Ahí terminará el drama, a menos, claro, que se produzca un cambio de cultura.